miércoles, 25 de mayo de 2011

DESARROLLO CIENTÍFICO Y TECNOLÓGICO EN EL MARCO DE LA GLOBALIZACIÓN




Una de las características del momento actual es la conexión indisoluble, la muy estrecha interacción y el acondicionamiento mutuo de la sociedad con la ciencia, implicando a su vez los efectos que en esta relación impactan los hechos culturales, que la transforman por su dinamismo, condicionándola culturalmente a nunca ser acabada, sino siempre en el camino de la búsqueda de respuestas que la misma sociedad exige.
Bajo estas premisas la ciencia no solo es un sistema de conceptos, proposiciones, teorías, hipótesis, etcétera, sino también, una forma especifica de la actividad social dirigida a la producción, la distribución y aplicación de los conocimientos acerca de las leyes objetivas de la naturaleza y la sociedad.
La ciencia entonces se presenta como una institución social, como un sistema de organizaciones científicas, cuya estructura y desarrollo se encuentran estrechamente vinculados con la economía, la política, los fenómenos culturales, con las necesidades y las posibilidades de la sociedad dada.
Definir a la tecnología como el conjunto de medios y actividades mediante los cuales el hombre persigue la alteración y la manipulación de su entorno resulta muy limitativo, sin embargo al definirla en un contexto amplio es mas enriquecedor ya que incluye también aspectos organizativos: como la actividad económica e industrial, la actividad profesional, usuarios y consumidores, y los contenidos culturales: objetivos, valores y códigos éticos, códigos de comportamiento dándose interrelaciones y tensiones que producen cambios y ajustes recíprocos .
Así mismo la tecnociencia concepto acuñado para expresar la estrecha conexión entre ciencia y tecnología, sin que esto implique nulificar las identidades de los conceptos de ciencia y tecnología, pero que permite hacer énfasis en una vinculación que cada vez se estrecha más, así es difícil por ejemplo fijar las fronteras de la ciencia o de la técnica en la biotecnología.
Cuando se desea establecer una relación entre la ciencia y la tecnología en los países subdesarrollados, es necesario incluir temas básicos como: el pasado inmediato, las tendencias recientes, las características de las organizaciones, el tipo de gobierno, el papel que juegan las empresas en las inversiones y por último algunos ejemplos de países de América Latina con respecto a algunas modalidades interesantes para la programación, desarrollo, presupuestos, actividades de consultoría , de ciencias y tecnología que les otorgan características singulares (Rojas R 1997) .

 



Desde ya varias décadas atrás, los avances científicos y tecnológicos revolucionan al mundo a una velocidad acelerada. Los márgenes del conocimiento se presentan cada vez más distantes de los parámetros culturales del ciudadano común, especialmente entre aquellos pueblos o sectores desfavorecidos.
No obstante, una vez que las bondades de la ciencia y la tecnología llegan a manos de las naciones, éstas asimilan rápidamente sus ventajas y comodidades. La tecnología aplicada y socializada puede o no, convertirse en un agente de cambio, en un factor que facilite el desarrollo económico de un país, entendiéndolo como la suma de crecimiento económico y el bienestar social de todos sus habitantes
Los progresos de la ciencia han sido muy rápidos en los países desarrollados; en cambio, en los países subdesarrollados su adquisición es tan lenta que cada día la diferencia entre estos países se hace más grande contribuyendo a profundizar la dependencia de los países subdesarrollados con respecto a los desarrollados.
  


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada